Publicado el

¿Por qué evitar consumir bebidas de cola?

Llega el verano, y con él. el calor. En esos momentos de más calor, las ganas de optar por una bebida refrescante y azucarada, son más altas que en cualquier momento. Además, las salidas y las actividades sociales se multiplican debido al buen tiempo y el tiempo libre.

img_igjLPr0S5IMalGDK34t8bRyhpH2wN9

En vez de optar por líquidos más saludables y saciantes, como el agua, optamos por colas, limonadas, naranjadas…Pero ¿qué efectos tienen en nuestro cuerpo el consumo excesivo de este tipo de bebidas? ¿Por qué debemos evitarlas siempre que podamos?

  • Por el azúcar: suele ser el ingrediente principal de las bebidas refrescantes. La Cocacola contiene 10.6 gramos de azúcar por cada 100 mililitros de bebida. Esto equivale a 3.5 cucharadas soperas rasas por alta.
  • Causan intolerancias alimentarias. La causa de que puedan provocar este tipo de enfermedades es la nuez de cola, que es con lo que se hacen los refrescos, y que se parecen (en cuanto a apariencia) a la nuez moscada. Este tipo de ingrediente favorece la permeabilidad intestinal, que a la vez permite la entrada de bacterias o toxinas. La permeabilidad intestinal también puede producirse por algunos de los ingredientes de las bebidas de cola y refrescantes, los ácidos fosfóricos, conocidos comúnmente como agua carbonatada, que es, el primer ingrediente de la Cocacola. Si se crea esta permeabilidad, el cuerpo reaccionará a otras proteínas alimentarias de otros alimentos que consumimos habitualmente porque se “cuelan” a través de la barrera intestinal y por eso aparecen las alergias alimentarias.
  • Por los colorantes y la cafeína: el colorante E-150D, E-338 o aromas naturales (incluida la cafeína) son los colorantes que le dan eses color oscuro a la bebida de cola, que deriva de una fuente de productos que son alérgenos habituales, como la lactosa, la dextrosa o el jarabe de malta (todos ellos azúcares. Además, las colas también contienen cafeína y no solo el aroma a tal. Una lata de cola de 330 ml contiene 33 ml de cafeína, mientras que un café largo (150 ml) tiene de 58 a 220 ml
  • Nutricionalmente, además de azúcar, las bebidas refrescantes, no contienen ningún nutriente. Las calorías de este tipo de bebidas son vacías y no aportan ningún nutriente a nuestro cuerpo. El ingerir este tipo de bebidas antes o después de una de las comidas principales, hace que los alimentos no se digieran bien o se reduzca el apetito por alimentos de mayor aporte nutricional. Por último, señalar, que las bebidas azucaradas no quitan la sed. Si no muy al contrario, por contener azúcar, aumentan nuestras ganas de refrescarnos, por lo que una sola unidad de cola no es suficiente.
Compartir en:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.