Publicado el

COSMETICA “VERDE”

Cosmética ‘verde’: ecofriendly sí, ingenuo no

“Se impone la moda “verde” a pasos agigantados y no siempre resulta más cara que la convencional, pero el consumidor lo tiene complicado a la hora de elegir. A nivel de cosmética (y de muchos otros sectores) no es lo mismo eco, bio o natural.”

Qué es que

En España se considera en general que según el porcentaje de lo que se denomina “activos naturales”, nos referimos a diferentes tipos de cosmética. Si un producto tiene un 99% de componentes naturales (que no salen de un laboratorio) pertenece a la llamada cosmética biológica o Bio Cosmética. Si tiene al menos un 50 %, hablamos de Eco Cosmética. Y cuando contienen algún ingrediente vegetal (sin importar el método de cultivo) son Productos Naturales. Los Eco y Bio no pueden contener nada que provenga de cultivos expuestos a pesticidas o abonados químicamente. Por definición, tanto la Eco cosmética como la Bio son Naturales, pero NO todo lo que lleva etiqueta de Natural es Bio o Eco.

Es fundamental tener en cuenta esta diferenciación a la hora de elegir. En este cada vez más amplio y competitivo mercado de lo que se engloba con el término ecofriendly (amigo de lo ecológico) la oferta se multiplica, “no es oro todo lo que reluce” y la publicidad no siempre cuenta todo lo que debería. Pero en general, las etiquetas de marcas reconocidas y otras no tanto pero que hacen las cosas bien (tanto internacionales como nacionales), sí son muy específicas y llevan sellos que diferencian una tendencia de otra.

Los productos cosméticos Eco y Bio no contienen aditivos (como el triclosán o los parabenos), ni colorantes, ni conservantes, ni fragancias de síntesis, ni materias primas provenientes del sacrificio de animales, ni productos derivados del petróleo (como la parafina) y en el proceso de experimentación y prueba, no han sido usados animales. Son saludables, no contienen sustancias tóxicas o irritantes y tanto su fabricación como su uso, resultan respetuosos con el medio ambiente.

Diversificación de la oferta

Desde el boom de lo ecofriendly, los cosméticos también han tendido hacia lo natural. Siempre hubo (y los hay en la actualidad) productos que incluyen entre sus componentes principales el aloe, la miel, la rosa mosqueta y un casi infinito etcétera, pero también contienen aditivos, colorantes y diferentes sustancias de origen más o menos incierto para el consumidor común, que no tiene por qué saber química para identificar los ingredientes de la crema de manos que quiere adquirir.

Las etiquetas de los productos de cosmética (y de la mayoría de lo ecofriendly) deben especificar con claridad los ingredientes y poseer alguno de los sellos que avalan dicha composición y categorización. El problema más grave es que los consumidores deben acudir a establecimientos especializados si realmente deciden optar por lo Eco o lo Bio, por que la información que reciben de los medios puede resultar confusa y no suelen venderse a gran “escala”, salvo que sean de marcas de muy reconocido prestigio.

Existen muchas empresas españolas (e internacionales, obviamente) que producen este tipo de cosméticos con seriedad y convicción y que lo hacer de forma casi artesanal, para poder cumplir con las pautas que les permitan certificar sus productos como Bio o Eco, entre los que pueden encontrarse desde geles de baño, champús, tintes para el cabello, cremas corporales, dentífricos, pasando por diversos tratamientos para la piel como la leche limpiadora, los tónicos, exfoliantes y peelings, las cremas hidratantes, hasta productos específicos para niños y bebés.

Sellos de calidad

Ante la demanda de productos ecofriendly, nunca faltan los que se aprovechan de tal circunstancia y quieren hacernos pasar “gato por liebre”. Para tener la certeza de que lo que adquiere es realmente lo que busca, el consumidor debe cerciorarse que el producto elegido está certificado; esto quiere decir que su fabricación, sus componentes y a veces hasta el envase que lo contiene, cumple con determinadas normas. A continuación damos un listado de los sellos más frecuentes en el mercado español y europeo.

Sello Vida Sana: controla la integridad y trazabilidad de los productos Ecológicos y naturales.

Sello bio.inspecta: certifica la norma BioVidaSana

Sello de NATRUE: específico para la cosmética eco natural. Sus categorías son: “Natural”, “Natural c/ algún % de Ingredientes Ecológicos” y “Ecológico.

Sello COSMOS: tiene dos opciones: Cosmo Natural (95 % natural) y Cosmo Organic (95 % ecológico).

Sello COSMEBIO (Francia): sus sellos son Azul/Eco y Verde/Bio.

Sello BDIH  (Alemania): certifica una amplia gama de productos como Naturales (50 % de aceites de origen vegetal y aconseja el uso de un importante porcentaje de productos Eco).

Sello ECOCERT (Francia): categoriza como Natural y Ecológico.

Sello USDA: (EEUU) diferencia “Ingredientes Ecológicos” (- del 70 % de eco productos), “Hecho c/ Ingredientes ecológicos” (+ de 70% de eco productos) y 100 % Ecológico.

Fuente: ECOticias.com / Red / Agencias

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.