Publicado el

“No tengo una varita mágica, uso la psicología energética”

Teresa Cornejo habla del dolor físico y emocional en Pura Vida

V.A.

HUESCA.- El cuerpo es un gran emisor de información, pero su lenguaje no es fácilmente comprensible, quien sí parece entender su idioma es la salmantina Teresa Cornejo, que ofreció ayer una charla informativa sobre “el código del cuerpo” en la tienda ecológica Pura Vida de Huesca, establecimiento que además de venta de productos ecológicos empieza a funcionar como centro de conferencias y otras actividades relacionadas con la salud, el medio ambiente y la sostenibilidad.

Teresa Cornejo, especialista en naturopatía, dietista y geobióloga, habló ayer ante un numeroso público sobre cómo tratar dolores físicos y emocionales liberando las emociones atrapadas y otros desequilibrios a través de las energías.

Según explicó, su método ayuda a encontrar y liberar las causas subyacentes de la enfermedad y a prevenir para que los pequeños síntomas no se conviertan en un problema más grave.

Tanto en su consulta en Huesca como en la de Logroño, Teresa Cornejo trata todo tipo dolores físicos y traumas emocionales, desde un divorcio hasta una depresión o fobias, indicó.

“Generalmente, los dolores físicos son más rápidos de tratar. En cambio, si es algo emocional se tarda algo más de tiempo. Yo no tengo una varita mágica, utilizo la psicología energética”, argumentó.

Para demostrar sus conocimientos, ofreció una muestra práctica de su trabajo, invitando al público a participar.

El método que practica Cornejo se basa en las energías del cuerpo y en las emociones. Algunas de ellas, explicó la especialista, se pueden quedar atrapadas generando un desequilibrio que se puede presentar como un dolor, entre otros síntomas, o en forma de ansiedad o bloqueos de cualquier tipo.

Así, apostilló Cornejo, con el sistema del Código de la Emoción, se identifican las emociones que están causando el problema, se llevan al consciente y se liberan, lo que, según la experta, puede tener un efecto instantáneo o efectos más progresivos, aunque siempre parece ofrecer una mayor sensación de bienestar.

Fuente: Diario AltoAragón

Compartir en: