Publicado el

Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo o ajonjolí son las semillas de la planta Sesamun indicum. Son semillas con forma ovalada de hasta unos 3 mm de longitud y de color negro, amarillo, marrón rojizo o crema, dependiendo de la diferente variedad. Crecen en el interior de unos frutos en forma de vaina alargada.

Estas semillas son originarias de África e India, aunque en la actualidad se cultivan alrededor del mundo, sobre todo, en América Latina. Es un alimento versátil, ya que puede consumirse en forma de aceite o semilla.

Las semillas de sésamo son ricas en aceites ya que de ellas se extrae el aceite de sésamo (con frecuencia utilizado en la cocina oriental). Además, también se utilizan para fabricar harina de sésamo o para dar sabor a los platos, utilizándola como una especia. El sabor del sésamo es como la luz, pero ligeramente más amargo.

Propiedades

La mitad del peso de las semillas es de grasa poliinsaturada y monoinsaturada, dada su riqueza en ácidos grasos esenciales, entre ellos, omega 3 y omega 6. El gran contenido de estos dos ácidos significa que las semillas son un poderoso alimento para hacer frente a los altos niveles de colesterol malo, impídela formación de coágulos en la sangre. También son muy importantes a la hora de prevenir enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, colitis.

El segundo de los nutrientes en los que las semillas son ricas es en la lecitina, más que en la soja. La lecitina juega un papel muy importante a la hora de mantener las arterias más flexibles y prevenir las arteriosclerosis.

En cuanto a su composición proteica, hay que señalar que es muy alta y de gran calidad. Posee todos los aminoácidos, ya que aporta las proteínas de todas las legumbres más la metionina (una proteína deficitaria en las legumbres). Para la asimilación adecuada de estas semillas, éstas deben ser consumidas molidas o tostadas. Una buena forma de ingerir las semillas es mezclarlas con cereales integrales, para conseguir un plato nutricionalmente completo.

Como todas las semillas, las de sésamo son ricas en fibra soluble, sobre todo mucílagos. Este tipo de fibra permite controlar el colesterol malo, la diabetes y es un tratamiento natural para el estreñimiento y las irritaciones del aparato digestivo.

Su contenido en vitamina (sobre todo Vitamina E) y lignamos (un tipo de antioxidante) que permite desintoxicar el organismo y ayudar al buen tránsito intestinal y la digestión. También evita que los ácidos grasos de las semillas se enrancien y mantengan todas sus propiedades y sus nutrientes. Otros nutrientes que destacan en las semillas de sésamo son: calcio, fosforo, potasio, magnesio, cobre y cinc.

tahini

Receta con semillas de sésamo: tahini o pasta de sésamo

Las semillas de sésamo se pueden agregar a ensaladas, batidos, yogures, zumos. También puedes hacer harina de sésamo o aceite de sésamo. Sin embargo, las recetas más famosas con sésamo son el tahini o el hummus. En este caso, os dejamos una receta para preparar vuestro propio tahini.

Ingredientes

  • Semillas de sésamo
  • Agua o aceite de sésamo
  • Sal

Preparación

  • Colocar las semillas de sésamo en una sartén caliente
  • Remover en la sartén hasta que estén tostadas
  • Una vez tostadas, molerlas en un molinillo de café
  • Verter la harina resultante en un bol
  • Añadir agua o aceite de sésamo e ir removiendo poco a poco hasta que se forme una pasta espesa
  • Sal al gusto
Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.