Publicado el

La soja y sus propiedades

La soja es una legumbre perteneciente a la familia de las papilionáceas, a la que también pertenecen alimentos como la judía o el guisante. Es una planta originaria del sudeste asiático, en concreto de China, de dónde se tiene constancia de ella desde hace más de 5000 años. Su uso como alimento en China data del año 2800 a. C. La soja fue un alimento fundamental debido a que en las culturas occidentales prohibieron el consumo de carne animal con lo que se debían obtener las proteínas de origen vegetal.

La soja es una planta anual de hasta 1.5 metros de altura, compuesta por tallos erectos cubiertos de una espesa pilosidad de color marrón. Sus hojas son alternas, trifoliadas con folíolos ovales; y las basales, simples. Sus flores son de color blanco o violeta con 5-6 centímetros de longitud y agrupadas en racimos. Los frutos son legumbres de hasta 7 cm de longitud con una o cuatro semillas en su interior. Estas semillas pueden ser de diferentes colores lo que las identificará como perteneciente a una variedad u otra. Los colores más frecuentes son amarillos, negros y verdes.

soja

Variedades de la soja

Existen diferentes variedades que se pueden cultivar de la soja. Se clasifican en 10 grupos dependiendo de la duración de su ciclo vital. Las más destacadas son: Amsoy, Beeson, Williams, Cutler, Kent, Kingsoy, Gallarda.

Usos de la soja

La soja se utiliza principalmente como alimento, bien en su forma simple, como una legumbre más o a través de alguno de sus derivados: tofu, leche de soja, brotes de soja, salsa de soja, lecitina de soja, entre otros.

Aunque es un elemento de consumo habitual en China, en el resto del mundo se está extendiendo su consumo alimenticio en humanos. De hecho, en Occidente siempre se ha usado como pienso para el ganado, en la elaboración de aceites comestibles o en grasas vegetales.

Propiedades de la soja

Como ya hemos mencionado, en la cultura oriental, es una opción alternativa al consumo de carne por su alto contenido en proteínas vegetales. Supera al resto de las legumbres por su riqueza en proteínas y su composición nutricional, ya que tiene toda la gama de aminoácidos esenciales. Por eso se considera un buen sustituto de la carne o la leche animal en aquellas dietas en las que no se consume carne.

Entre los nutrientes más destacados, junto con las proteínas, está su riqueza en calcio, casi idéntico a la cantidad de calcio que contiene la leche de vaca. Es también, por tanto, adecuada para aquellas personas intolerantes a la lactosa ya que la leche de soja no la contiene.

Es también un alimento apto para aquellas personas que poseen osteoporosis, especialmente las mujeres menopáusicas o los hombres mayores. Consumir diariamente este alimento en forma de leche es una buena forma de mantener la salud de los huesos porque previene las fracturas. Una ración de 250 gramos de soja proporciona el 50% de la necesidad de calcio requerida al día.

soja-transgenica-no-brasil

Además, la soja constituye un alimento que fomente la buena circulación de la sangre. Sustituir parte de la proteína animal por este alimento puede reducir hasta en un 20% la tasa de colesterol malo en sangre. La soja contiene omega 3 y la isoflavona genisteína, una proteína que ayuda no solo a disminuir el colesterol malo y los triglicéridos, sino que mejor ala circulación en general al aumentar la flexibilidad de las arterias y hacer que la sangre fluya con mayor facilidad. Por tanto previene  arterioesclerosis y enfermedades cardíacas.

Otro de los beneficios de la soja es que sirve para eliminar líquidos y para la hipertensión. Su alto contenido en potasio contrarresta el sodio, por lo que resulta muy adecuada en la dieta para la retención de líquidos. Su contenido en magnesio, junto con el potasio, la hace ideal para tratar la hipertensión arterial.

El siguiente beneficio es que la soja es un potente anticancerígeno. Las isoflavonas de la soja detienen el crecimiento de las células cancerosas, especialmente el cáncer de mama, de próstata, de útero y de colón. Las isoflavonas contrarrestan neutralizan la propiedad cancerosa de los estrógenos.

La soja, por tanto, tiene numerosos beneficios, no solo por los mencionados anteriormente, sino que también es beneficiosa para tratar una serie de síntomas, enfermedades o mejorar el funcionamiento del cuerpo como: problemas menstruales, próstata, hígado, diabetes alzheimer y memoria o estreñimiento.

Compartir en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.