Publicado el

NO TE LA JUEGUES!!! CONSUME HUEVOS ECOLÓGICOS SIN PECTICIDAS

La alerta por los huevos contaminados afecta ya a siete países europeos

Francia y Reino Unido, los dos últimos en detectar partidas afectadas por un pesticida

 
Bruselas / París 
Trabajadores desechan huevos sospechosos de estar contaminados. PATRICK HUISMAN (EFE) / VÍDEO: EPV

Crece la alerta alimentaria en Europa en torno al posible consumo por parte de la población de huevos contaminados. Siete países europeos —Holanda, Bélgica, Alemania, Suecia, Suiza, Francia y Reino Unido— han detectado hasta el momento la llegada de huevos procedentes de granjas donde se utilizó fipronil, un pesticida empleado para matar piojos y pulgas prohibido en animales que forman parte de la cadena alimentaria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) califica su consumo de “moderadamente peligroso”, y aunque las autoridades sanitarias consideran el riesgo para la salud como mínimo, los expertos señalan que su entrada en el organismo en elevadas cantidades puede producir vértigos, náuseas o vómitos, y en el peor de los casos, daños a hígado, tiroides y riñones.

 

La crisis salió a la luz la pasada semana en Holanda, donde se localizó una concentración inusualmente elevada del pesticida en 28 remesas de huevos y el Gobierno aconsejó de inmediato a la población interrumpir su consumo. Desde entonces, 180 ganaderos han visto bloqueada su producción y se han retirado del mercado los huevos sospechosos de estar contaminados. La nueva preocupación de los responsables de seguridad alimentaria holandeses es asegurarse de que el pesticida no ha infectado también la carne, en muchos casos también a la venta, para lo que están realizando nuevos análisis. El sacrificio de millares de estas aves en Holanda ha desatado las protestas de grupos animalistas.

Cinco días después de que se hiciera pública la recomendación de las autoridades holandesas, el goteo de países que han descubierto restos del tóxico, en su mayoría en huevos importados de Holanda, aumenta día a día: los responsables de seguridad alimentaria de Bélgica, Alemania, Suecia, Suiza, Francia y Reino Unido han localizado huevos contaminados, una lista en la que no aparece España. La intensidad de la crisis es de momento menor en los cuatro últimos, pero el temor se ha extendido a otros estados fronterizos como Irlanda. “Hemos identificado un pequeño número de huevos distribuidos en Reino Unido desde las granjas afectadas”, reconocía ayer lunes la agencia de seguridad alimentaria británica. “El número de huevos [afectados] es muy bajo (unos 21.000), y el riesgo para la salud pública muy débil, pero investigamos con urgencia su distribución en Reino Unido”, añadía en un comunicado. “Las cantidades localizadas hasta el momento no suponen un riesgo para la salud de los consumidores”, coincidía su agencia homóloga en Suiza. 

Holanda no ha sido el único en reaccionar para evitar el consumo de huevos contaminados. En el caso de Bélgica, tres de las principales cadenas de supermercados del país retiraron de la venta la mercancía sospechosa. Y la misma medida tomó también la cadena alemana ALDI en el país germano y en Suiza. Esa masiva salida de las estanterías supone un importante golpe económico para los ganaderos de los países afectados, no solo por la pérdida de ventas, sino por la crisis de reputación para su producto, por lo que Holanda ya ha anunciado el desbloqueo de ayudas urgentes para los perjudicados. “El impacto sobre las ventas de huevos ya se nota pero no hay que crear pánico”, afirma Emilie Guillaume, de la FUGEA, una entidad que agrupa a ganaderos y agricultores belgas. “Los ganaderos somos, una vez más, las primeras víctimas de este tipo de escándalos provocados por los métodos fraudulentos de compañías que orbitan en torno al sector”, lamenta.

Bajo la lupa están las empresas que comercializaron el pesticida ilegal, vendido por la compañía holandesa Chick Friends, así como su proveedor belga Poultry-Vision. “Alguien ha adulterado los huevos con un producto prohibido con una intención claramente criminal”, ha criticado contundente el ministro alemán de Agricultura, Christian Schmidt. Así lo consideran los tribunales de Holanda y Bélgica, donde se han abierto sendas investigaciones penales para depurar responsabilidades.

La alerta ha puesto en duda la capacidad de las autoridades de evitar la llegada a los hogares europeos de productos no aptos para el consumo, como ya sucediera en episodios como el de las denominadas vacas locas, la peste porcinao la contaminación de piensos con dioxinas. El caso amenaza con tener consecuencias políticas. Los ministros belgas de Agricultura y Sanidad, Denis Ducarme y Maggie De Block, comparecen este miércoles ante el Parlamento para explicar por qué pese a que la agencia belga de seguridad alimentaria (Afsca) detectó el tóxico a comienzos de junio, no alertó al resto de socios europeos hasta el 20 de julio. Al respecto, la Comisión Europea ha anunciado que si se demuestra que un país infringió las normas al no realizar la notificación dentro del plazo, estudiará abrir un expediente. Bruselas ha tratado de lanzar un mensaje de sosiego al afirmar que la crisis está “bajo control”.

Francia identifica 13 lotes contaminados

El Ministerio de Agricultura en París ha anunciado que los huevos contaminados con fipronil también han entrado en territorio francés, aunque todavía no se ha podido confirmar si estos han llegado hasta la población. Se trata de 13 lotes de huevos procedentes de Holanda que fueron entregados a dos establecimientos de fabricación de ovoproductos —productos realizados a partir del huevo una vez retiradas la cáscara y las membranas— en el centro y el oeste de Francia.

Aunque la entrega se produjo entre el 11 y el 26 de julio, las autoridades europeas solo informaron a París entre el 5 y el 6 de agosto, subrayó el Ministerio, que aseguró que se abrió de inmediato una investigación para evaluar la situación y “bloquear los productos afectados para ser analizados” y ver si representan un riesgo para la población.

Además, una granja de pollos en Pas de Calais, en el norte del país, está bajo vigilancia desde el 28 de julio, después de que el dueño del establecimiento advirtiera de la utilización de fipronil por parte de su proveedor belga. El Ministerio subrayó que ningún huevo de esa granja ha sido destinado al mercado y que a finales de semana se conocerá el resultado de los análisis realizados.

MÁS INFORMACIÓN

Compartir en:
Publicado el

El lobby alimentario se disfraza de bio

Merxe Morales

Creado por Merxe Morales

Los productos ecológicos no son perfectos. Hay formulaciones en alimentos procesados bio  que no están al cien por cien equilibrados. Algunos tienen demasiadas grasas (aunque sean de origen orgánico)  son grasas, llevan  aceite de palma, harinas refinadas, demasiado azúcar…
Pero lo que nunca habíamos visto hasta ahora en un herbolario o en una tienda de alimentos saludables es la venta de azúcar blanco. Nunca. Es un producto impensable. Descartado de las despensas de los que buscan salud.
Y lo ha tenido que lanzar la empresa Azucarera.  Bajo mi punto de vista porque hay una enorme confusión de conceptos.

El consumidor ecológico no quiere azúcar blanco.

¿O es que por ponerle la etiqueta  ecológica se bendice al azúcar refinado?  Sigue siendo una sustancia adictiva, con un peligroso  índice glucémico de 60 y 0% minerales,  vitaminas y nutrientes.

Como dice el Doctor Mercola: “La muerte a causa del azúcar podría no ser una exageración. Hay evidencias que sugieren que el azúcar es un FACTOR PRINCIPAL en enfermedades crónicas y obesidad”.

El azúcar es un producto adictivo de uso común que alimenta las células del cáncer, desencadena el aumento de peso y promueve el envejecimiento prematuro.

Aquí podéis ver el artículo completo del Doctor Mercola con los 76 principales peligros que conlleva su consumo. 

Y esto está pasando porque la gran industria alimentaria convencional, que hasta ahora ha demostrado estar poco preocupada por la salud de los consumidores (podemos listas miles de productos poco o nada respetuosos con la salud) está entrando en el mercado ecológico lanzando sus propios aceites, cereales, galletas, mermeladas o panes.

Pero ¿se producen bajo el mismo concepto?

¿Qué conciencia hay detrás de una empresa que fabrica azúcar blanco ecológico cuando hasta la propia Organización Mundial de la Salud insta a reducir su consumo?

¿Qué sentido tiene poner en los lienales BIO este producto?

Sembrará confusión entre algunos. Y unos pocos lo llevarán a su cesta de la compra. Pero no serán los consumidores informados.

Y ya tengo una buena lista de productos ecológicos lanzados por SOS, La Masía, Gullón, Hero, Dulcesol...  Os los voy a compartir aquí mismo

¿Qué os parece que los grandes de la alimentación empiecen a producir ecológico? ¿Os da la misma confianza? Me interesa mucho lo que pensáis sobre esto.

 

Compartir en:
Publicado el

“No tengo una varita mágica, uso la psicología energética”

Teresa Cornejo habla del dolor físico y emocional en Pura Vida

V.A.

HUESCA.- El cuerpo es un gran emisor de información, pero su lenguaje no es fácilmente comprensible, quien sí parece entender su idioma es la salmantina Teresa Cornejo, que ofreció ayer una charla informativa sobre “el código del cuerpo” en la tienda ecológica Pura Vida de Huesca, establecimiento que además de venta de productos ecológicos empieza a funcionar como centro de conferencias y otras actividades relacionadas con la salud, el medio ambiente y la sostenibilidad.

Teresa Cornejo, especialista en naturopatía, dietista y geobióloga, habló ayer ante un numeroso público sobre cómo tratar dolores físicos y emocionales liberando las emociones atrapadas y otros desequilibrios a través de las energías.

Según explicó, su método ayuda a encontrar y liberar las causas subyacentes de la enfermedad y a prevenir para que los pequeños síntomas no se conviertan en un problema más grave.

Tanto en su consulta en Huesca como en la de Logroño, Teresa Cornejo trata todo tipo dolores físicos y traumas emocionales, desde un divorcio hasta una depresión o fobias, indicó.

“Generalmente, los dolores físicos son más rápidos de tratar. En cambio, si es algo emocional se tarda algo más de tiempo. Yo no tengo una varita mágica, utilizo la psicología energética”, argumentó.

Para demostrar sus conocimientos, ofreció una muestra práctica de su trabajo, invitando al público a participar.

El método que practica Cornejo se basa en las energías del cuerpo y en las emociones. Algunas de ellas, explicó la especialista, se pueden quedar atrapadas generando un desequilibrio que se puede presentar como un dolor, entre otros síntomas, o en forma de ansiedad o bloqueos de cualquier tipo.

Así, apostilló Cornejo, con el sistema del Código de la Emoción, se identifican las emociones que están causando el problema, se llevan al consciente y se liberan, lo que, según la experta, puede tener un efecto instantáneo o efectos más progresivos, aunque siempre parece ofrecer una mayor sensación de bienestar.

Fuente: Diario AltoAragón

Compartir en: